En este sitio utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una experiencia mas amena al navegar en él; y para recabar información estadística. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.
C.G. Iglesia de Dios A.R.
san luís río colorado, sonora
Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días,
hasta el fin del mundo. Amén

Podcast

¿Te perdiste la transmisión?, no te preocupes, encuentra aquí los mensajes grabados en vivo.

Pulsa el título deseado para escuchar!

Un pueblo singular, conformado por dos naciones (Israel y gentiles). Conoce más acerca de la Iglesia de Dios, su origen, su doctrina.

La Iglesia de Dios: un Pueblo Especial.

A lo largo de nuestra carrera como Hijos de Dios, diariamente tenemos que librar las batallas que atentan contra nuestra espiritualidad. En este mensaje tomamos el ejemplo de un personaje que sin estar preparado en la milicia: salió victorioso de su enfrentamiento contra un paladín de guerra, gracias a que llevaba en su corazón la confianza en el Omnipotente Dios.

¡No te dejes vencer!, ¡Lucha de la mano de Dios!

Ser hijos de Dios es demandante de buenas obras y reflejo de un comportamiento que muestre cada día que somos poseedores del espíritu de Dios.

Y tú, ¿Te ocupas de las cosas espirituales o de las cosas carnales?

Muchas veces en nuestro diario existir nuestro corazón desfallece a causa de la maldad que nos rodea, y pareciera que no hay repercusión alguna para quienes obran mal; sin embargo, Dios nos hace ver su voluntad a través de su palabra. Escucha este hermoso mensaje.

"Entonces os tornaréis, y echaréis de ver la diferencia entre el justo y el malo..."

Vivimos hoy en una sociedad acelerada y cambiante, enajenada en una burbuja de la cual cree que todo lo que está en ella le pertenece, pero se ha olvidado del Único ser Eterno e Inmutable.

¿Y tú buscas un Dios adaptado a tu vida, o te apegas a la voluntad del Creador?

La singularidad y excelencia del Señor Jesús, le hacían diferente a lo que la sociedad estaba acostumbrada; legado de ello fue la enseñanza que nos dejó para que como Él: seamos ejemplo en todo momento.

¡Muestra con tus obras que Cristo vive en ti!

El corazón: órgano primordial de nuestra existencia, porque desde ahí se bombea sangre que irriga vida a nuestro cuerpo, o malicia y contaminación de este mundo que trae consigo destrucción y muerte eterna. La decisión está en tus manos.

¡Sacia tu corazón de Dios, guárdalo en Él!

La mayor esperanza que tiene todo aquel que cree en Dios, es la segunda venida de Cristo, la cual será gloriosa, con grandes señales y manifestación de la potencia de Dios; pero es necesario que nos preparemos espiritualmente para ser dignos de alcanzar nuestra salvación.

¡Prepárate al encuentro de tu Redentor!

Dios envió al profeta Ezequiel a anunciar su palabra, pero también le advierte que gran parte de su trabajo no tendría resultados, pues los hombres de aquel tiempo lo escucharían, pero no cumplirían con lo que se les estaba anunciando.

¡No permitas que, en ti se repita la misma historia!

Después de que el hombre cayera de la gracia de Dios, todo podía parecer perdido, sin embargo, en su grande amor: Dios dispuso para el ser humano una nueva oportunidad a través de su Hijo Jesucristo para que la humanidad fuese rescatada.

¡Entra al plan de salvación que Dios dispuso para que no te pierdas!

El Hijo de Dios: descendiendo del cielo, vino a entregar su vida como la muestra más pura y perfecta de amor; vino a darnos vida y nos dio potestad de ser llamados hijos de Dios, para que juntamente con Él recibamos herencia eterna.

¡Hoy acepta el amor de Cristo en tu vida!

Existen dos tipos de personas, las que buscan a Dios, y las que no, empero cada uno tiene su recompensa. El profeta recibe esta visión para mostrarnos una hermosa enseñanza.

¡Permite que Dios haga en ti su voluntad!

Empero sin fe es imposible agradar a Dios, una fe viva, acompañada de obras y que tenga como estandarte la obediencia a los preceptos divinos.

¡La fe con obras es lo que nos justifica delante de Dios!

Llegar a Dios es un propósito que muchos queremos alcanzar; sin embargo, lo primero es encontrar EL CAMINO que nos conducirá al Padre, y tener toda la disposición de andar por Él, de lo contrario todo el esfuerzo que hagamos será en vano.

¡Cristo es el camino, verdad y vida!

Cada uno de nosotros hemos sido llamados a las filas de Cristo, y debemos cumplir con nuestro deber como esa milicia que lleva un capitán perfecto.

¡Sé siempre un valiente soldado!

Una manifestación pura de amor es la que hizo nuestro Padre Celestial al escogernos para serle hijos por nuestro Señor Jesucristo. Somos hijos de Dios porque Él nos eligió.

¡Valora tal bendición de ser escogido por nuestro Dios!

...A todos los que guardaren el sábado de profanarlo, y abrazaren mi pacto, yo los llevaré al monte de mi santidad, y los recrearé en mi casa de oración.

¡Recibe la bendición que Dios da al reposar el día ordenado por Él!

Transitar por el camino que lleva a la vida eterna no siempre es la tarea más sencilla, muchas ocasiones nos encontraremos con el desámino y desaliento cuando aún nuestros amigos nos dan la espalda; pero debemos confiar en Dios y esforzar nuestros pasos.

¡No permitas que tu fe desfallezca!

El tiempo en que Cristo vendrá de nueva cuenta a la tierra está muy cerca; la diferencia es que ahora viene con poder y juicio para recompensar a cada uno según fuere su obra.

¡No tardes más y alístate para recibirle!

Continuando con la historia de Mephi-Boseth descubre el amor de Dios hacía cada uno de nosotros, que aún siendo indignos: nos da un lugar especial en su banquete celestial.

¡Acércate a comer del Pan de Vida que Dios da!

A través de ésta maravillosa historia, conoce cómo: por amor a nuestros padres y en cumplimiento de su promesa, Dios nos muestra su misericordia: haciéndonos partícipes de las promesas y dándonos por herencia un lugar especial dentro de su pueblo.

¡Acércate a Dios y disfruta de las bendiciones que da!

A través de este personaje y su entorno histórico: la Sagrada Escritura nos ilustra el como actuar cuando caemos en desaciertos y ofendemos a nuestro Dios por querer quedar bien con quienes nos rodean.

¡No permitas que la amistad con el mundo te convierta en enemigo de Dios!

¿Dónde está tu Dios?, ¿Está realmente Dios lejos de nosotros?, ¿Cómo puedes seguir confiando en Dios aún cuando la maldad y el dolor en el mundo parece no tener límite?

¡Dios está en el corazón y por protección a aquellos que le temen y aman su nombre!

La incapacidad para reconocer nuestra necesidad de Dios es significado de una enfermedad: 'La ceguera espiritual'; nuestro Señor Jesús por voluntad de su Padre hace llegar hasta ti su misericordia y extiende su mano hasta tus ojos para que recibas la vista.

¡No vivas más en oscuridad!

Las señales que a diario vemos nos manifiestan que la venida de nuestro Señor Jesús está cerca, sin embargo recordemos que el día ni la hora: nadie conoce sino solo Dios; razón por la cual debemos estar apercibidos para que no nos tome por sorpresa.

¡Prepárate al encuentro de tu Dios!

Existe un único medio para allegarnos a Dios: nuestro Señor Jesucristo, sin embargo no basta con decir que creemos en Él, sino cumplir con las ordenenazas divinas que el mismo Hijo de Dios no vino para abrogar sino a cumplir.

¡Recuerda!: "No todo el que me dice Señor, Señor..."

El Padre Eterno nos compró con un precio de gran valor para ser hijos suyos y mantenernos santos delante de Él, las cosas pasajeras de este mundo pervierten ese propósito y causan nuestra decadencia espiritual hasta el punto de echarnos a perder.

¡No permitas que el mundo te gane!, ¡Vive para Dios!

La muestra más sublime y gloriosa de amor por parte de Dios a la humanidad fue el haber entregado a su Unigénito Hijo para rescatarnos del pecado. Cuando Él vino a la tierra, vino cumpliendo un propósito, traer libertad a los cautivos y anunciar paz para los afligidos de corazón; hoy resuena en nosotros ese mensaje, pues el amor de Dios nos ha alcanzado.

¡No dudes más y entrégate a Él!

Una de las enseñanzas más grandes que encontramos en las parábolas que Cristo hablaba a la gente de aquellos tiempos, es la parábola del sembrador.
¡Conoce el maravilloso mensaje que Dios tiene para ti!

¡Deja que la semilla crezca y dé su fruto!

La rutina y el mundo acelerado en el que vivimos nos orilla a vivir mecanicamente, no disfrutamos de nuestra vida. A su vez, nuestro ser interior se desgasta y se enferma haciéndonos esclavos del tiempo y las preocupaciones.

¿Qué hacer?

En nuestros momentos de dificultades y angustias buscamos refugio en Dios, sin embargo pocas veces nos detenemos a pensar si merecemos estar bajo esa protección divina, siendo que solo cuando estamos en angustias es cuando le buscamos.

¡Aprende a vivir haciendo su voluntad!

Es sabido que no hay enemigo más grande contra el individuo que él mismo; vivir guiado bajo la propia opinión trae como consecuencia el fracaso, por lo cual nuestro Señor Jesús nos enseña mediante su vida que es mejor hacer la voluntad de Dios, quien como un Padre amoroso siempre buscará lo mejor para nuestras vidas.

¡Aprende a guiarte bajo la sabiduría divina!

Visitas: 20315

Copyright © 2020 C.G. Iglesia de Dios A.R.
Todos los derechos reservados

Aviso legal