En este sitio utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una experiencia mas amena al navegar en él; y para recabar información estadística. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.
C.G. Iglesia de Dios A.R.
san luís río colorado, sonora
Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días,
hasta el fin del mundo. Amén

Estudios bíblicos

La cena del Señor

La Cena del Señor, es un acto emblemático que fue instituido por nuestro Señor Jesucristo en la noche en que fue entregado. “...Haced esto en memoria de mí.” Lucas 22:19

En esta conmemoración recordamos el amor con que Dios nos amó desde antes de la fundación del mundo al predestinar a su Hijo para rescatar a la humanidad del estado pecaminoso en que somos sumergidos.

“Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles como oro o plata; sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación: ya ordenado antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postrimeros tiempos por amor de vosotros.” 1 Pedro 1:18-20

La iglesia de Dios se reúne año con año en la fecha correspondiente al 14 de Nisán (ניסן) o Abib (אביב) del calendario hebreo para tomar los emblemas sagrados que nos representan los simbolismos del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo.

El jugo de la uva o fruto de la vid sin fermentar
Este símbolo nos representa la sangre que fue derramada en aquel madero: como medio para la remisión de pecados en el nuevo pacto.

“Y tomando el vaso, y hechas las gracias, les dió, diciendo: Bebed de él todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados. Y os digo, que no beberé mas del fruto de la vid, hasta aquel dia, cuando lo tengo de beber de nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. ” Mateo 26:27-29

El pan sin levadura
Simboliza el cuerpo de Cristo el cual fue dado por nosotros sufriendo el dolor que debíamos pagar por nuestras rebeliones.

“Y tomando el pan, habiendo dado gracias lo partió, y les dió, diciendo: esto es mi cuerpo que por vosotros es dado: haced esto en memoria de mí.” Lucas 22:19

“Más Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz sobre Él; y por su llaga fuimos nosotros curados.” Isaías 53:5

El recibir estos emblemas nos hace partícipes de las promesas del reino de nuestro Señor Jesucristo, pero a la vez se complementan con un acto de humildad que el mismo Maestro enseñó a sus discípulos.

El acto de lavatorio de pies
El lavamiento de los pies se realiza después de haber tomado la Cena, y nos hace recordar que todos debemos servir unos a otros, toda vez que el amor que predicó el amado Maestro está fundamentado en la humildad y servicio al prójimo. Además de ser un requisito para tener parte con Él en el reino.

“Así que, después que les hubo lavado los pies, y tomado su ropa, volviéndose a sentar a la mesa, díjoles: ¿Sabéis lo que os he hecho? Vosotros me llamáis, Maestro, y, Señor: y decís bien; porque lo soy. Pues si yo, el Señor y Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavar los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.” Juan 13:12-16

“Respondió Jesús, y díjole: lo que yo hago, tú no entiendes ahora; mas lo entenderás después. Dícele Pedro: No me lavarás los pies jamás. Respondióle Jesús: si no te lavare, no tendrás parte conmigo.” Juan 13:7,8

 


Ayúdenos a que este mensaje llegue a más personas:
**Si desea conocer más acerca de este tema: escríbanos un mensaje expresando sus dudas y con gusto le ayudaremos a despejarlas.
Nota: Los textos empleados en este estudio han sido tomados de la versión Reina Valera, Revisión 1602, 1909
Visitas: 18908

Copyright © 2020 C.G. Iglesia de Dios A.R.
Todos los derechos reservados

Aviso legal